Doctrina del “HUMANISMO”

EL HUMANISMO (Ó HUMANISMO SECULAR)

John Dewey, filósofo y pedagogo norteamericano (1859-1952), fué uno de los autores principales del primer manifiesto del Humanismo, publicado en 1933.

En 1973 se publicó el II Manifiesto Humanista, firmado por personas en posiciones prominentes en las naciones, que favorecen el aborto, la igualdad entre el hombre y la mujer, la libertad sexual, etc.

El movimiento humanista posee su propia Asociación: “American Humanist Association”, revista: “The Humanist” y personalidad jurídica otorgada por la Suprema Corte en 1961 (Torcaso V. Watkins).

No debemos confundir las “humanidades” y los “humanitarios” con el “Humanismo Secular”.

  • Las Humanidades, tienen que ver con todo lo relacionado con el arte y la cultura.
  • El Humanitario es aquel que se preocupa por las necesidades materiales del ser humano.

Pero el “Humanismo Secular” es un sistema de pensamiento y acción que sostiene que el hombre es capaz de su actuallización propia, que él puede traer paz al mundo y proveer su propia conducta moral sin la ayuda de Dios.Es una religión que entroniza al hombre y destrona a Dios.

Desde el principio, Satanás usó esa estrategia cuando dijo a Adán y Eva: “Seréis como dioses” (Gen.3:5), dando a entender que el hombre sería autosuficiente. Esta filosofía fué enseñada por Sócrates, Platón, Homero y Dante (“La Divina Comedia”) 1300 años D.C.

Los puntos a atacar por el Humanismo Secular son: el gobierno, el sistema judicial, los diversos medios de comunicación, las iglesias, pero principalmente el sistema educativo.

John Dewey, el filósofo más influyente en la educación dijo: “El sistema educativo deberá ser la avenida principal para nuestra propagación”. El Humanismo está entretejido en los planes de estudio escolares, por medio de maestros agnósticos, ateos, materialistas, modernistas que lo practican.

Sagazmente se propaga la autonomía del hombre y la exclusión de Dios. Esta doctrina ya se ha infiltrado en congregaciones y ministerios.
Los puntos más importantes del Humanismo Secular son:

  • Más interés por los valores materiales que por los espirituales.
  • Más interés por el presente que por la eternidad.
  • Énfasis en la reconciliación del hombre con el hombre (más que del hombre con Dios).
  • Una interpretación de que el pecado es el mal ajuste del hombre al hombre, en vez de ser: desobediencia a Dios.
  • Más interés en lo material, físico y medio ambiente del hombre, en vez de la salvación del alma.

El Espíritu Santo, hace todo lo contrario al credo del Humanismo Secular:

No solamente nos ayuda hoy, sino que lo hará hasta la consumación de las edades. (“El os guiará a toda verdad…y os hará saber las cosas que han de venir”  S.Juan 16:13).  Al Humanismo solo le interesa lo presente.

El Espíritu Santo, trae convicción de pecado. (“Redargüirá al mundo de pecado, y de justicia, y de juicio” S.Juan 16:8-11) con el fin de reconciliar al hombre con Dios.

El Espíritu Santo está interesado en el alma del hombre. Su enfoque es espiritual, no material (“El guiará a toda verdad….hablará….enseñará….me glorificará” S.Juan 16:13,14)

El Espíritu Santo ilumina el intelecto del hombre y da poder para hablar de manera sobrenatural. Nos da habilidades que el hombre solo nunca pudiera obtener. Esta es la escencia del Pentecostés. (Hch. 2:4)

La última manifestación del Humanismo Secular estará centralizada en el anticristo. El llevará el Humanismo a la cima, tratando de sustituir a Dios en una manera visible (en el templo en Jerusalem).

En los días de Zacarías se reconstruyó el Templo bajo condiciones difíciles. Un grupo de hombres, con poca ó nada de educación, cambiaron el curso de la historia cuando ellos predicaron entre el Imperio Romano que era el centro político del paganismo. En este siglo, es la intervención del Espíritu Santo la que dará poder a la iglesia para contrarrestar el Humanismo Secular.

PODEMOS VENCER, pues “No con ejército ni con fuerza, sino con mi espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos” (Zacarías 4:6).

2614 Total de Visitas 3 Conectados Hoy

Comenta aquí

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *