LOS 4 PODERES MUNDANOS QUE LA ÉLITE GLOBAL CONTROLA PARA SU BENEFICIO.

Es casi obvio hablar de que para controlar un país, una región, o al mundo, debes controlar a las ideologías que entregan el marco del propio control. Es así como tenemos por ejemplo las corrientes marxistas y liberales para de partida dividir a la gente en dos bandos irreconciliables, algo fundamental para ejercer control, ya que países cuyos ciudadanos están en dos trincheras, una de izquierda marxista y otra de derecha liberal, es imposible que salgan adelante al tener que estar constantemente la mitad del pueblo venciendo a la otra mitad y viceversa cada cierto tiempo.

El primer poder que la élite controla es el del dinero a través del sistema financiero global que opera desde la City de Londres, Wall Street y de Bancos privados disfrazados de públicos como la Reserva Federal de USA.

Este poder es muy importante, porque entrega la fuerza necesaria para comprar y/o sobornar a todos los que sean necesarios para que quiénes dibujan a su antojo la realidad global nunca dejen de ser los dueños del lápiz que da forma a su imperio.

En estricto rigor una cúpula muy pequeña de no más de 2000 sujetos (y dividida en un sinnúmero de grupos de poder) deciden quién es un mega millonario y quién no en su sistema, ya que no pueden correr el riesgo de que un sujeto con digamos unos 20.000 millones de dólares como Soros corra con colores propios, así es que estos millonarios saboteadores de la humanidad son creados, controlados y se nos muestran como inocentes palomas en la vitrina de la revista Forbes, una exclusiva publicación de multimillonarios que son solo peones testaferros de los Rothschild, que teniendo un patrimonio estimado en unos 500 billones de dólares (casi la mitad de todo lo que hay en el mundo) no aparecen en esa revista que dicho sea de paso es de su propiedad.

El segundo poder es el religioso, ya que desde allí logran controlar la mente de una gran cantidad de personas que más que tener «amor» por Dios (el que sea que les digan es el verdadero), están allí más bien por temor al mismo, y en su mayoría a la espera de un «salvador» que obviamente jamás va a venir, porque si viene, adiós al negocio.

El tercer poder es el político que ya ha sucumbido en todas partes al poder económico debido a la tentación que provocan ofreciendo dinero, fama y poder a todos aquellos que llegan a la política y se ven con alguna cuota de poder. Ahora, no podemos decir que todos los que están en política son mercenarios pagados por los amos de las izquierdas y las derechas, hay honorables excepciones, pero son tan pocas que es difícil reconocerlas, y llegado el momento y se mantienen incólumes ante el poder del dinero, el propio sistema se encarga de destruirlos, ya sea inventándoles un delito de pedofilia (el favorito de la élite para eliminar incómodos), abusos sexuales, no pago de impuestos, o lo que sea para destruir su imagen, ahora si lo anterior no funciona, un «accidente», una muerte «natural», o un conveniente «suicidio», nunca van a estar demás.

El cuarto poder es el mediático y que es intrínseco en algunas personas que tal vez no teniendo el poder económico de los Rockefeller, si mantienen un patrimonio de credibilidad importante que es capaz de mover masas. Por lo tanto este es un poder de cuidado para la élite donde se preocupan de controlar sobre todo y -a modo de ejemplo- a personalidades famosas que podrían con su sola palabra desestabilizar la plataforma desde donde la élite opera. Sin ir más lejos Michael Jackson fue uno de estos, que por irse contra la élite y denunciar sus mentiras, las acusaciones de pedofilia no se hicieron esperar, y como aquello no daba el resultado esperado, una conveniente muerte por fármacos sacó del camino a la piedra en el zapato. Otros ejemplos pueden ser Martin Luther King, Malcom X, William Cooper y Gary Weeb, todos convenientemente sacados de escena.

¿Por qué no he mencionado al poder militar. el de la prensa y la tecnología?, porque el primero no es un poder que tenga inteligencia por sí mismo, a través de la historia solo ha sido un instrumento muy bien manejado primero por el poder religioso y hoy por la combinación del poder económico-político que a su vez es el absoluto dueño del poder de la prensa a escala global, y ni hablar de la propia tecnología que le sirve para tenernos a todos en sus bases de datos.

Con esta breve descripción sobre estos poderes quiero dejar claro que tenemos por delante una tremenda tarea que consiste en apagar la mente que nos obliga a someternos a estos poderes mundanos, para encender de ahí la consciencia interna, que es lo único que nos podrá liberar…

<JØZðÇØ> / Extraído de facebook

96 Total de Visitas 1 Conectados Hoy

Comenta aquí

Comentarios