La voz que clama en el desierto

“Sin dinero no hay misa cantada”- Vaticano

494

El Papa ordenó austeridad, debido a que el Vaticano se ha quedado sin dinero y atraviesan una crisis financiera por lo cual se dio la creación de un comité de emergencia.

Tras el cierre de los Museos Vaticanos el día 9 de marzo por la pandemia del Covid-19, enfrentan una crisis económica ya que está era su mayor fuente de ingresos.

Los Museos Vaticanos, que reciben cerca de 6 millones de visitantes al año, representa un duro golpe para las finanzas del Estado más pequeño del mundo.

“Sin dinero no hay misa cantada”, indicó el vaticanista Francesco Granada del diario para explicar las drásticas medidas que el Vaticano estudia para encarar el pos coronavirus.

Esta medida ha sido ampliada hasta el 3 de mayo como medida de prevención y también se pretende el cierre de la plaza san pedro y de la basílica vaticana.

El Vaticano se prepara para “recortar gastos, suspender promociones y anular asesorías”, aunque asegura que quiere mantener el número de empleados actualmente a cargo así como el pago de sus salarios. 

Entre las medidas que serán adoptadas figura la anulación de conferencias, exposiciones y congresos programados para 2020, así como todos los viajes de trabajo y las inversiones inmobiliarias.

En una carta enviada el domingo a los Movimientos Populares de todo el mundo, el papa Francisco propuso “un salario universal para los excluidos”, porque “son los pobres y los descartados los que pagan y pagarán el precio más alto” por la pandemia, escribió.

Comenta aquí

Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.